viernes, 19 de diciembre de 2008

Consejos para nuevos Ralliers

06/02/2009 ***ENTRADA ACTUALIZADA CON CONSEJOS DE CARGA EN LA SECCIÓN DE VIDA A BORDO** *

01/2009 **ENTRADA ACTUALIZADA CON LOS REPUESTOS QUE LLEVAMOS. MIRAD AL FINAL**


Hola a todos

El pasado 15 de diciembre de 2008, fue un día histórico en nuestra aventura del Mongol Rally, que aún sigue con las últimas pinceladas burocráticas.
A eso de las 09:30 quedó oficialmente dado de baja el chuchuki en la Delegación de Tráfico de Madrid. Acudiendo a primera hora de la mañana para evitar colas y llevando la documentación necesaria (luego la comento) no tuvimos problemas para obtener el sello y desvincularnos oficialmente del cuarto protagonista del viaje. Fue una sensación extraña ya que aunque el coche lleva ya cuatro meses en Mongolia, y creemos que ya circulando, de cara a la DGT aún “era nuestro”.
Tras dar de baja al coche fui a terminar otro asunto que comenzamos hace seis meses: las vacunas. Aran y Victor ya se habían puesto hace poco las últimas, que son los recuerdos de vacuna contra hepatitis A y B, necesarios pasados seis meses de la primera inyección y ahora llegaba mi turno. Como veis, lo que empezamos en noviembre de 2007 todavía continúa de una manera u otra.
Volviendo para casa haciendo nota mental de lo que aún nos queda (quedar con patrocinadores, editar video, terminar la contabilidad de la asociación sin ánimo de lucro que formamos para gestionar las donaciones…) me di cuenta de que sería una gran idea apuntar todas esas cosillas que hemos echado en falta en la preparación y durante el viaje, para que la gente de futuras ediciones puedan tomar nota de ellas.

Así que aquí van unas cuantas. He puesto un acceso directo en la barra de la derecha para que en cualquier momento podáis echar mano de los “Aulanconsejos”.


Documentación y preparación previa

-Solicitud y entrega de DUA de exportación del vehículo. Este Documento Único Administrativo de exportación es lo que tendremos que entregar en tráfico para dar de baja al coche una vez regresemos. Un consejo, entrar en la web de la Agencia Tributaria, y en la parte de “Legislación de Aduanas e Impuestos Especiales” tenéis los impresos. Podréis ver cómo cumplimentarlos y buscar dónde entregarlos. Para ello tendréis que ir con el coche a una zona franca (en puertos, aeropuertos, etc) para declarar que el coche vais a exportarlo. Nosotros en el documento, en el apartado de concepto pusimos algo así como “Vehículo participante en el Rally Benéfico Mongol Rally 2008 – Será donado a la ONG bla, bla, bla…”
Os revisarán el coche (no muy exhaustivo) y ya está, aunque probablemente lleve un buen rato (a nosotros nos llevó una mañana entera al tener que ir a distintas ventanillas para cumplimentar la documentación.

Sin este DUA puede que no os quieran dar de baja el coche, ya que Tráfico no reconoce como oficial el documento de donación/exportación que te envía la organización del rally tras acabarlo y en la mayoría de casos no han dejado darlo de baja sólo con eso (el documento viene en inglés y mongol...). Como solución alternativa, hemos oído que hay equipos que ante este problema ha optado por declarar el coche como robado y con la denuncia han acudido a Tráfico, aunque es una ñapa poco seria.
(Vic, pon más detalles o corrige este párrafo con lo que creas conveniente)

-Pasaportes. Damos por supuesto que pediréis los visados para las fechas apropiadas. Cuidado con ello porque si llegáis pronto a una frontera no os dejarán entrar en el país hasta que cumpla la fecha del visado. Igualmente si pretendéis salir de un país con el visado caducado…aunque suelen ser de dos meses y no creo que tengáis problemas. No obstante tenéis que hacer un calendario previo lo más realista posible para pedir los visados en las fechas más exactas que podáis. Nosotros por motivos de tiempo disponible recurrimos a una gestoría para que nos los tramitase, por lo que pagamos bastante más, pero no nos compensaba tener que pedir días de vacaciones en el trabajo para ir a hacer los visados (pueden llegar a ser dos mañanas enteras dedicadas a cada embajada, una para entregar y otra para recoger, debido a las colas y eso sin contar posibles rechazos de documentación. La embajada rusa sobre todo tiene fama de bastante llena de gente y bastante minuciosos con la documentación. No aceptan pasaportes deteriorados así que andaros con ojo, puede ser preferible hacerse uno nuevo para evitar problemas. Procurad tener los visados preparados lo antes posible (mínimo un par de meses antes), para que no haya sorpresas.
Una vez en el viaje nunca os separéis de vuestro pasaporte. Llevad varias fotocopias de toda la documentación vuestra y del coche, incluido vuestro seguro de viajes para ir entregando si os piden en las fronteras. Escanead también toda la documentación y tenedla a mano en vuestro correo de Internet por si hiciese falta sacarla e imprimirla en algún sitio.

-Talleres. Nosotros apuntamos e imprimimos los planos de localización sacados de google maps de todos los concesionarios Suzuki de las ciudades importantes de la ruta, y había bastantes. Esto nos sirvió para poder arreglar sin problemas el radiador en Moscú, donde encima nos atendieron los primeros y no nos cobraron nada al ir con un vehículo de su marca, aunque no lo habían visto nunca (nos dijeron que los primeros que vieron fueron los Vitara…nada de Samurais). Si vais con un SEAT será más complicado (aunque hasta Polonia vimos concesionarios SEAT), pero nunca viene de más.

-Embajadas y consulados. Hacer lo mismo que con los talleres.

-Llevar una carpeta con toda esta información y fotocopias y cuidadla bien.

-Llevad algo de moneda local desde la partida si podéis (allí probablemente os cobren más comisión por el cambio). Llevad dólares como moneda de cambio y posibles sobornos. Funciona mejor que el euro. Llevad billetes nuevos o en perfecto estado ya que si no, no os los aceptarán. Para los sobornos probad con moneda local o con billetes de 1$ (IMPORTANTE LLEVAR MUCHOS BILLETES DE 1$ YA QUE ES MUY POCO DINERO PERO UN BILLETE ES “MÁS VISTOSO” QUE UNA MONEDA).

-Seguro para el coche en Rusia, KZ y Mongolia. En la frontera de Rusia, Kazajstán y Mongolia deberéis comprar un seguro temporal para el coche. En KZ y MNG pudimos pagar en dólares puesto que aún no teníamos moneda local (unos 40$ en KZ y unos 70$ en MNG). En Rusia nadie nos dijo que teníamos que hacerlo y por eso el poli nos dio tanto la paliza. Hablando con un equipo inglés nos dijeron que lo tuvieron que pagar en rublos, y que pese a indicar que costaba al cambio 40$, les pidieron 200. Tras dos horas de tira y afloja, y por no esperar más pagaron 80$ y se lo dieron.
A nosotros en KZ nos quisieron timar también pidiéndonos 200$ pero los que nos vendían el seguro (había varios puestos en la frontera) eran unos chavales y uno de ellos fue honrado y le dijo al otro que de qué iba pidiéndonos 200$ y nos cobró lo que indicaba el papel. (Los 200 los pidió el otro en perfecto inglés, la discusión entre ellos la dedujimos por la actitud entre ambos…). Suponemos que para otros muchos países que podéis atravesar hará falta también un seguro similar. Por favor, tenedlo claro, porque por ejemplo el de Rusia no nos lo había advertido nadie ni venía en las guías que teníamos.
Mirad cuanto antes en la carta verde del seguro español-europeo que tendréis para ver los países que están cubiertos por ella.

Seguro de viaje
No salgáis sin un seguro de viaje para vosotros. El impreso 111 de sanidad sólo cubre Europa, nada de Rusia, KZ ni MNG. De hecho, en Rusia no se puede entrar sin seguro médico, y solo hay unas pocas empresas reconocidas. Nosotros fuimos unos con Sanitas y otro MAPFRE, aunque por suerte no tuvimos que echar mano de ellos.


Vida a bordo

Tened en cuenta que vais a pasar muchísimas horas dentro del coche, así que hacer vuestra estancia lo más cómoda posible no está de más.

Asientos. Nosotros habíamos probado poco los asientos del samurai (desde Ciudad Real a Madrid y un pequeño viaje de prueba a Villanueva de la Serena) pero se notaba a la legua que eran muy incómodos así que los modificamos.
Asiento del piloto: Sacado de BMW M3 (un toque de clase no viene mal)
Asiendo del copiloto: Pusimos cojines en asiento, respaldo y reposacabezas en el asiento original, ya que era muy incómodo. Le añadimos unas bolitas tipo taxi y se agradeció su efecto en el desierto kazajo y mongol.
Asiento trasero: Intentamos que fuese lo más cómodo posible. Modificamos e instalamos uno de Peugeot 106. No fue fácil y hubo que cortar varios tubos con la radial y hacer unas pletinas para acoplarlo al suelo, pero quedó cómodo (aunque por falta de espacio no podía reclinarse …).

Ventilación. Evidentemente no había aire acondicionado ni nada parecido. Hubo equipos que llevaron pequeños ventiladores en el salpicadero conectados al sistema eléctrico, lo que creemos que es una buena solución, porque hubo tramos tan polvorientos que había que llevar las ventanillas cerradas.

Audio system. Parece una tontería, pero es vital un buen sonido del equipo de audio del coche, (a menos que odies la música). Nosotros fuimos con el radiocasete de serie, al que le acoplamos una de éstas cintas con jack para conectar un mp3 (a menos que prefiráis el “auténtico” sonido del cassete, llevar un boli bic para rebobinar las cintas, y todo eso…). Lo que no nos dio tiempo fue a cambiar los altavoces por unos un poco mejores, así que cuando a mitad de camino se acabaron las carreteras el hilo musical fue un ruido distorsionado de fondo. No os digo que pongáis un equipo tope de gama, pero sí que os aseguréis de llevar unos altavoces que no tengan 22 años…como los nuestros…

Sombra. En Kazajstán y Mongolia hace muuuucho sol, y como se va todo el rato hacia el Este, el sol pega casi siempre por el lado del copiloto (si no lleváis un coche inglés, claro…). Si a esto le sumáis el calor y las ventanillas abiertas para ventilar podéis imaginar cómo se os puede poner el brazo derecho…y la parte derecha de la cara…Nosotros tuvimos que recurrir a cerrar las ventanillas para pinzar arriba una camiseta y que ésta hiciese de parasol....en ese momento supimos porqué muchos coches kazajos y mongoles llevan cortinillas negras en el marco de las ventanillas de las puertas…así que, aunque suene raro, si podéis, llevad cortinillas para que podáis protegeros del sol al menos en la parte derecha del coche, y poder llevar las ventanillas abiertas al mismo tiempo.
Por otro lado, en KZ y MNG no hay casi ni un p**o árbol, así que pensad que siempre que paréis a comer tendréis como única sombra la que dé vuestro coche. Nosotros tuvimos suerte porque el samurai era relativamente alto. Procurábamos parar a comer cuando había algo de sombra poniendo el coche perpendicular al sol pero lo máximo que teníamos a las 15h era una zona de un metro de sombra más o menos…así que básicamente comíamos con la espalda pegada al coche para no asarnos. No estaría de más una lona con unas varillas tipo tienda o un parasol de algún tipo que se pueda atar al coche en las paradas a mediodía para estar algo más cómodos, porque ese sol infernal no dejaba lugar a echar una siesta o descansar, y nos obligaba a seguir avanzando. Otra cosa es que al comer con prisas por el solazo no se descansa nada. Esto es muy aconsejable que lo tengáis en cuanta sobre todo los que llevéis coches bajos.

Electricidad a bordo
Tened en cuenta todos los cacharros eléctricos que vais a llevar (cámaras de fotos, móviles, ventiladores…hasta hubo equipos que llevaron portátiles). No siempre vais a poder dormir en hoteles (nosotros de hecho, de los 25 día en ruta, dormimos dos días en hotel, por necesidad por los visados en Rusia y Kazajstán, y dos días en camping (el Polonia y Letonia). El resto de días plantamos la tienda de campaña en medio del campo. Así que para cargar las baterías y demás necesitaréis varios enchufes. Nuestra solución fue llevar un pack de tres tomas tipo mechero de coche (12V)+salida USB para cargar el Ipod, y unos conversores para conectar al mechero (12V continua) que nos daban de salida 220V alterna con un enchufe estándar. Recomendación, llevad adaptadores para enchufar todo lo que podáis directamente al enchufe del mechero. Nosotros, para cargar algún móvil y la batería de la cámara teníamos que enchufar el conversor 12VC-220VA y posteriormente enchufarle el adaptador suyo 220VA-12VC…así que os podéis imaginar lo eficiente que era el sistema, aparte de que con los baches, el transformador del mechero saltaba y se desconectaba continuamente.
Es recomendable llevar una buena luz conectable al mechero o directa a la batería para posibles reparaciones nocturnas, aunque cuidado con tirar demasiado de la batería, que las noches en Rusia y Mongolia pueden llegar a ser muy frías. Para preparar la cena y demás lo mejor es llevar frontales, que te permiten tener las manos libres. Y no gastar innecesariamente la batería para no tener problemas al arrancar al día siguiente.


Carga
A la hora de cargar el coche es recomendable hacer un estudio de qué se utilizará más y dejarlo más a mano. Nosotros os proponemos que pongáis comida a mano y repuestos al fondo, aunque dependiendo de la fiabilidad de vuestro coche veréis si es la más apropiada para vosotros...jejeje.
Nosotros llevamos cajas de fruta para organizar la carga. Son una gran solución ya que son apilables, se aseguran fácilmente mediante una eslinga y es muy cómodo colocar la carga y asegurarla con ellas. En los McDonalds y en supermercados suelen tirar cajas de este tipo por la noche, así que fijaos porque es un accesorio que podéis conseguir grátis y es muy útil. Si además conseguís una caja con tapa, como nosotros, la podéis usar de mesa improvisada, lo que nos vino muy bien. El único punto negativo es que normalmente tienen los laterales y fondo enrejillados así que os sugerimos que cubráis la carga con una sábana vieja o algo así. Nosotros no lo hicimos y en KZ y MNG todo el interior del coche acaba lleno de polvo y tierra...así que la comida también...
Nuestra carga iba como podéis ver en el siguiente esquema:


Como veréis, llevábamos una cincha que pasaba por todas las cajas y bidones, uniéndolos entre sí y a la estructura del coche. Esperemos que no os pase, pero en caso de vuelco, todo lo que llevéis atrás va a salir volando, así que es preferible atarlo lo mejor posible y evitarnos problemas.

Durante la ruta

-Si podéis procurad aparcar por la noche en zonas que por la mañana os permitan empujar el coche. Nunca se sabe cuándo se va a poner tonto el motor y es mejor aparcar en alto y tener la ayuda de una pequeña pendiente para empujarlo si se da el caso. Nosotros llevamos un spray de arranque en frío, que no tuvimos que usar, pero dependiendo del coche que llevéis puede ser recomendable.
A la hora de parar por la noche hay distintas opiniones. Los hay que prefieren para cerca de pueblos o carreteras pero en nuestro caso preferimos alejarnos unos kms de los pueblos y las carreteras para quedar algo fuera de la vista del tráfico y no llamar la atención innecesariamente (lo que los ingleses llaman mantener un “low profile”). Uno nunca sabe las intenciones de la gente y aunque no tuvimos ningún problema, no estaréis en un medio propicio si os encontráis en una situación de peligro, porque estáis en su terreno.
-Aprovechad los mercados locales. Podréis encontrar fruta y verdura de primera por muy poco dinero.
-Procurad comer sano. Nosotros comíamos fruta y verdura a diario pero conocimos a algunos al final que se habían pasado un mes a base de latas y comida en sobre y cuando les dimos unos melocotones fliparon.
-Para el desayuno llevamos una lata de leche en polvo que nos duró casi hasta el final. Depende de los gustos, pero tomarse un nesquick ruso (va en serio) en medio de la estepa kazaja acompañado de unas galletas locales era un gustazo por las mañanas (incluso a pesar del regusto a cloro por las pastillas potabilizadoras que llevaba el agua)…lástima que se me olvidó el colacao…jajaja
-Una carnicería de Villanueva de la Serena nos dio como patrocinio un lote enorme de embutido que nos vino de miedo porque es un tipo de comida que aguanta un montón sin necesidad de frío…la última tarde, a 40 kms de Ulan Bator, haciendo inventario de lo que íbamos a dejar y lo que nos íbamos a traer de vuelta, apareció una bandeja de lomo ibérico que dábamos por zampada…casi lloramos de la emoción… jajaja
-En los pueblos cargad de agua embotellada. Ellos están acostumbrados a aguas de procedencias sospechosas, pero lo más probable es que si bebéis alegremente de todas las fuentes acabéis con una gastroenteritis de caballo (como un inglés que nos encontramos recorriendo Mongolia en una moto rusa con sidecar junto a un Belga…el pobre fue cuatro veces “a la estepa” en media hora que estuvimos con ellos). Cuando no podáis encontrar agua embotellada (en casi todos los pueblos tienen las típicas garrafas de 5 litros…y en Rusia hasta de 6 litros…por marcar la diferencia con occidente, suponemos, jajaja) usad pastillas potabilizadoras para reducir el riesgo.
-En Rusia, y sobre todo en Kazajstán y Mongolia llenad los depósitos en todas las gasolineras que veáis. Intentad tener siempre al menos 300 km de autonomía, porque las distancias entre gasolineras son monumentales. Hubo una etapa en KZ en la que recorrimos unos 400 kms sin encontrar gasolineras. Para ello deberéis conocer bien el consumo de vuestro coche y contad con que en el desierto, y a las velocidades a las que iréis os consumirá el doble o más que en carretera por Europa (en nuestro caso fueron 16-17 litros a los 100km frente a 9 L/100km que gastaba en Europa).
-Para no tener líos con la policía y tratar de pasar desapercibidos (imaginad un coche extranjero verde y blanco lleno de pegatinas por todas partes…) nuestra táctica cuando atravesábamos ciudades (donde solía haber controles y puestos) o cuando veíamos algún coche a lo lejos en la carretera era pegarnos lo más posible al coche, furgoneta o camión (mejor camión) y utilizarlo para taparnos lo más posible para que cuando nos viesen no tuviesen tiempo de pararnos. Se ve que el método nos funcionó bastante bien, porque solo nos pararon dos veces en 13.000 km (ha bastantes equipos les pararon una media de 12 veces solo en Ucrania…que es un país aparte…). La primera vez en Rusia salimos pagando lo que decía antes, y la segunda vez en KZ fuimos salvados por la campana cuando llamaron por emisora al coche patrulla justo cuando nos pedía los pasaportes…
-Algo que se ha dado en el rally han sido las multas por exceso de velocidad falsas. Si te paraban por haberte cazado con el radar (en forma de pistola lectora) en Rusia había que pagar la multa, aunque supieses que tu coche no llegaba al límite de velocidad. Procurad no pasar los límites, sobre todo en ciudad, porque los polis van a ser implacables ante un coche extranjero.

Sobornos
Directamente os lo decimos: tened claro que todos vais a tener que pagar algo para “agilizar” trámites con la policía. Si sabéis que tenéis todo en regla, la cantidad que pagaréis dependerá de vuestra paciencia y capacidad de negociar.
En las fronteras no nos vimos en la situación de tener que pagar nada, pero sabemos de equipos que sí. Nosotros tuvimos suerte y pese a ir sin seguro ruso para el coche, le debimos caer simpáticos al poli que nos detuvo porque nos dejó ir por 100 rublos (3 euros), dos minibotellas de licor, un llavero del Barça y dos gorros de paja de la tienda Repuestos de la Serena. Un equipo español fue sobornado tantas veces en Rusia y dieron tanta pasta que se quedaron casi sin dinero a la altura de Volgogrado y se tuvieron que dar la vuelta.

Juguetes y ocio
-Pasaréis muchas horas de descanso en medio de la nada, así que un balón, freesbee o cometa ocupan poco y pueden ser un gran pasatiempo. Unas cartas, ajedrez o cualquier otro pequeño juego de mesa también vienen bien. Además, este tipo de juguetes a veces puede crear un punto de inicio de “conversaciones” con la gente del lugar. Por ejemplo, Aran, que toca la batería, se llevó un pad de goma y las baquetas para ir practicando…y los críos que conocimos esperando entre Rusia y Mongolia se lo pasaron de lo lindo aporreando con ellas el pad…y el coche.
-Otro ejemplo: uno de los participantes del 2008 se llevó un paramotor porque quería volar por las estepas Kazajas y mongolas…cada uno tiene sus vicios.
-Los cielos nocturnos en esos lugares son impresionantes, aunque el traqueteo del coche puede reventar cualquier telescopio, pero sí es muy recomendable llevar prismáticos para la noche y alguna carta de visualización del cielo nocturno.
-Al que le guste la fotografía va a flipar con los paisajes.
-Escribir el diario de viaje o leer en medio del silencio de la estepa mongola también es una sensación increíble. Recomendamos llevar un diario del viaje, que puede actualizar un componente cada día, o bien como hicimos nosotros, grabarlo todo por voz en un mp3, aunque ahora queda transcribirlo y con el ruido del coche a veces hay trozos que no se entienden bien.
-Nosotros teníamos nuestras dudas pero al final la llevamos. Os recomendamos que llevéis una cámara de video y grabéis el viaje. Si es digital, luego será más fácil editarlo y no perderéis tanta calidad, como nos pasó a nosotros. No conseguimos una digital y tuvimos que usar una antigua hi8, que al pasar a formato digital ha perdido calidad de imagen y sonido…

Comunicación
Muchas veces vais a tener que comunicaros por medio de dibujos. Nosotros nos llevamos una pequeña pizarra de plástico con un rotulador borrable para esto y le sacamos muchísimo partido.
Es muy recomendable hacer unas copias de los datos del pasaporte y datos del coche con los campos de “nombre” “dirección”, etc, traducidos al ruso, kazajo y mongol. Agiliza mucho a la hora de que copien los datos.
En Internet hay multitud de páginas con frases socorridas en los idiomas de los países que vais a recorrer. Que cada miembro del equipo lleve una pequeña libretilla de frases.
Nosotros llevamos un diccionario de ruso, un libro de frases en ruso y uno en mongol, aunque casi con lo que habíamos impreso de Internet era suficiente. Creo que habría sido más útil llevar guías de los países que atravesamos (solo llevábamos de Rusia).
Teléfonos móviles. Activad el roaming de los móviles antes de salir, es muy sencillo (con una corta llamada a vuestro operador) y se evitan problemas (no sabemos si se puede activar esta función una vez fuera de España, pero seguro que al menos es mucho más complicado). En Rusia, KZ y MNG no habrá cobertura en los grandes espacios entre ciudades (en algunas zonas de Rusia sí que hay) pero en todas las ciudades podréis usar los móviles en caso de necesidad. Nota: Avisad a todo los que conozcáis de que estaréis en el extranjero para evitar llamadas o mensajes innecesarios. Recordad que generalmente por cada llamada y mensaje que recibáis cobrarán tanto al emisor como al receptor (vosotros). En caso de una llamada, con no cogerla es suficiente, pero en cuanto encendáis el móvil en cualquier parte empezará el bombardeo de mensajes. Para que os hagáis una idea, sólo enviando y recibiendo mensajes (no enviamos demasiados, pero sí que recibimos muchos de los amiguetes dando ánimos) y llamando cada par de días para decir que estábamos bien tuvimos una factura de teléfono de 350 euros de media cada uno tras el viaje...

Repuestos

AL FINAL DE ESTA ENTRADA ENCONTRARÉIS UN LISTADO CON LOS REPUESTOS QUE LLEVAMOS así como comentarios sobre si los usamos o no.
Tenéis que tener en cuenta que en la mayoría de países que atraveséis probablemente no van a conocer vuestros coches, así que todos los puntos de mecánica que consideréis críticos o que puede daros fallos en el coche elegido, procurad llevarlos cubiertos con repuestos o buena preparación previa desde España. Como decía antes, nosotros fuimos a un concesionario Suzuki en Moscú a que nos arreglasen el radiador y nunca habían visto un Samurai. Hay que recordar casi todos los países que atravesaréis estaban tras el Telón de acero, y todavía se ven pocos coches occidentales por allí, así que a menos que llevéis un Lada o un UAZ probablemente no van a conocer el que llevéis.
Los neumáticos van a ser puestos a prueba con el terreno tan duro que se atraviesa, así que nuestra recomendación es que los llevéis nuevos. Nosotros los llevamos nuevos y siempre con su presión recomendada (de hecho un poquito por encima). Aunque en tierra se recomienda bajar las presiones, nosotros preferimos no hacerlo para no pinchar. Es un poco más incómodo en los baches pero nosotros NO PINCHAMOS NI UNA SOLA VEZ EN TODO EL VIAJE. Los neumáticos nos los suministraron como patrocinio en el Grupo Driver, y aunque intentamos que nos diesen unos mixtos campo-carretera al final conseguimos unos de carretera 100% pero en ningún momento echamos en falta neumáticos más camperos, por lo que no consideramos que sean vitales (había gente que llevaba dos juegos unos de carretera y otros de tacos…pero a menos que queráis atravesar el Desierto de Gobi por dunas no creemos que tengáis problemas por llevar unos neumáticos estándar, que además van a ser más baratos. Eso sí, cuidado con las presiones que si los lleváis bajos pincharéis mucho.
Dado lo habitual de las roturas mecánicas y pinchazos en esas carreteras, es fácil encontrar talleres, tiendas de repuestos o de reparación de neumáticos en todos los pueblos.
Los depósitos de 43 litros que llevábamos en la parte trasera acababan por perder gasolina por evaporación, con lo que todo estaba impregnado de ese olor. Al final ésto nos provocó una irritación de la nariz y alguno tuvo serios problemas para respirar alguna noche. Cuidado con ese detalle. Si lleváis garrafas de plástico para la gasolina comprobad su estanqueidad y abridlas un par de veces al día al menos para que la presión interior de los gases no las hagan reventar, cosa que puede ocurrir.



REPUESTOS TÉCNICOS
1 Carburador - Usamos sólo el tornillo del ralentí, ya que el del que teníamos instalado se cayó del motor por el traqueteo en KZ.
1 Filtro de Aire – Lo cambiamos en la parada de mantenimiento en Rusia, recién pasada la frontera en Semey.
1 Filtro de combustible – Llevamos uno nuevo instalado y el viejo de recambio. No lo llegamos a usar pero tuvimos que limpiar el nuevo una vez ya que la gasolina de esos lugares es lamentable. Recomendamos llevar uno nuevo extra.
1 Embrague - Llevamos uno nuevo instalado y el viejo de recambio. No lo llegamos a usar.
4 Bujías – No utilizadas
Cables de bujía - Llevamos unos nuevos instalados y los viejos de recambio. No lo llegamos a usar.
1 Bomba de freno - No llegamos a usarla
1 Radiador - no llegamos a usarlo (gracias a que arreglamos el que se nos rompió a 400km de Moscú)
1 Cable de acelerador - no llegamos a usarlo
Manguitos de circuito de refrigeración - no llegamos a usarlos
Válvulas de rueda - no llegamos a usarlas
2 Manillas de puertas – En el samurai son muy delicadas y se rompen fácilmente - no llegamos a usarlas
1 Amortiguador delantero – Anclado al interior del parachoques delantero - Llevamos unos nuevos instalados y uno de los viejos de recambio. No lo llegamos a usar.
1 Amortiguador trasero – Anclado al interior del parachoques delantero - Llevamos unos nuevos instalados y uno de los viejos de recambio. No lo llegamos a usar.
8 botes de potenciador de octanaje (Oktan Plus) comprado en Rusia – Utilizamos 2. Dependiendo de la ruta elegida habrá mejor o peor gasolina, no escatiméis en este producto. Con gasolina de bajo octanaje podéis romper fácilmente el motor. En España podéis encontrarlos muy baratos en algunos Lidl (2-3 euros/bote).
1 Spray de arranque en fío - no llegamos a usarlo. No tuvimos noches muy frías. Su utilidad dependerá de la ruta y la meteorología.
1 Spray de limpieza de carburadores – Lo usamos mucho. La gasolina estaba muy sucia y el carburador trabajaba mal. Recomendamos abrir la tapa del carburador y darle un poco de spray cada dos o tres días.
1 Kit reparación de pinchazos - Tuvimos suerte y no pinchamos ni una sola vez. Casi todos los otros equipos utilizaron estos kits bastantes veces. Hay que llevarlo.
1 bote de Líquido de freno - - no llegamos a usarlo
5L de aceite de motor.

1 filtro de aceite – sugerimos un cambio de aceite y filtro a mitad de camino o antes de entrar en Mongolia.

1 bote de Slick 50 (tratamiento de motores, aditivo del aceite). Tiene defensores y detractores. Nosotros decidimos usarlo y no nos fue mal.
4L de aceite de transmisión (valvulina) – Para rellenar en caso de fugas. Muy recomendable.
5L de líquido refrigerante – Gastamos bastante cuando tuvimos una fuga en el radiador. Que no os falte de ésto nunca.
1 bote de tapafugas de radiador – Sólo vale para pequeñas fugas y en caso extremo ya que ensucia todo el sistema y a veces daña más que arregla. Usar sólo en caso de extrema necesidad y controlad la temperatura del motor continuamente – nosotros usamos uno cuando quedaba poco para Ulan Bator pero no ganamos mucho. Teníamos pequeñas fugas y había que rellenar cada día con un poco de líquido y no se notó mucho el efecto del tapafugas.
2 ruedas completas con neumáticos nuevos.

1 palier delantero - no llegamos a usarlo, aunque terminamos perdiendo valvulina por el palier delantero izquierdo, aunque decidimos minimizar la fuga no usando la tracción delantera excepto en casos estrictamente necesarios, que no fueron demasiados.

1 juego de liberadores de rueda - Como su nombre indica liberan las ruedas, haciendo que giren libres y no se mueva la transimisión a la que van unidas. En nuestro caso iban en el eje delantero y gracias a ellos no perdíamos mucha valvulina. En los 4x4 su uso disminuye el consumo en un 6-10% aproximadamente. Recomendamos liberadores manuales ya que dan menos problemas que los automáticos y son más efectivos, si pueden ser nuevos, mejor. Como realmente no se van a usar mucho, no ocupan mucho y en Mongolia no los utilizan, se pueden incluso vender a la vuelta.

ACCESORIOS Y SEGURIDAD
2 extintores portátiles - no llegamos a usarlos
2 Triángulos de emergencia - no llegamos a usarlos
3 chalecos reflectantes - no llegamos a usarlos
1 Eslinga – que sea de las flexibles, mucho mejor que las rígidas. No llegamos a usarla
1 Kit de material de electricidad (contactores, cables, etc) - no llegamos a usarlos
1 Kit de tortillería – varias medidas y longitudes – tornillos, tuercas, arandelas - no llegamos a usarlos
1 Juego de bombillas
1 barra antirrobo
2 bidones de combustible de 34L
4 garrafas de agua de 10L

-Bridas – valen para todo. Llevad varias medidas, tanto metálicas de tornillo como de plástico – las usamos mucho.
-Botiquín completo (no olvidar Fortasec (antidiarrea), Monurol (para cistitis), vendas, antibióticos de amplio espectro, analgésicos, desinfectantes, esparadrapo, tijeras, vendas impregnadas para quemaduras, férulas para inmovilizar brazos, vitaminas, pastillas potabilizadoras de agua…). También tuvimos suerte y sólo usamos vitaminas, potabilizadoras, desinfectante y alguna tirita...Cuidado con las heridas. Con tanta suciedad cualquier herida a priori inofensiva puede infectarse y pasar a ser seria. En mi caso, en KZ, pisé una rama seca que traspasó la suela y me hice una buena herida en la planta del pié, que no pasó a mayores teniendo cuidado de tener esa zona limpia (y en el pie creedme que era complicado...).
-Tapones para los oídos (para dormir en el coche o si tenéis algún compañero que ronque…)
-Antifaz para dormir (para el coche). No recomendamos el buff que regalan en la salida al ser muy justo. Yo lo usé y por cómo apretaba los ojos tuve la visión borrosa durante media hora tras quitármelo. Una camiseta puesta en la cara, que es lo que usábamos nosotros, puede hacer las veces de antifaz pero es más incómoda,
3 botes de repelente de mosquitos Relec Forte (el más efectivo)
1 Tienda de campaña – no llevéis una muy justa – las del decathlon de instalación rápida 2” hicieron furor, nosotros la echamos en falta.
1 Ducha solar – nos la recomendaron otros equipos. Nosotros no llegamos a tener la ocasión de usarla. Lo mejor es llenarla en un río y llevarla en la baca. Nosotros no llevamos baca y no quisimos correr el riesgo de que reventase dentro del coche.
-Esterillas de camping – las nuevas autohinchables de unos 5cm de grosor son muy cómodas y ocupan poco.
-Sacos de dormir – casi mejor que sean al menos -10ºC. Nosotros llevamos dos sacos de -30ºC y un -5ºC. El de -5 para hacer vivac (dormir al raso) no era suficiente bastantes noches (en el sur de KZ sobraba, pero fueron solo un par de días) y tenía que dormir con bastante ropa dentro. Incluso dentro de la tienda alguna noche era fresca con el -5ºC.
-Sillas de camping tipo trípode – Muy útiles para los campamentos. Podéis llevar otras más grandes, pero estas que llevamos no ocupaban nada.
-Juego de ollas de camping – al menos un par (olla y sartén) para comer de ellas y tener espacio. Muchas se venden juntas y la sartén hace las veces de tapa.

-1 bote de toallitas limpiadoras de grasa (de venta en tiendas de recambios y de herramientas). Muy útiles para no usar agua innecesariamente. Jabón especial antigrasa también es recomendable ya que siempre habrá que hacer comprobaciones y pequeñas reparaciones en el coche y vendrá muy bien.

-4 cajas grandes de plástico, de las utilizadas para transportar fruta. En ellas llevábamos clasificados los repuestos, comida, etc.

Y hasta aquí por ahora. Según se nos vayan ocurriendo consejos para los nuevos participantes o para todo aquel interesado en nuestra manera de abordar un viaje de estas características los iremos poniendo.

Un abrazo a todos

Jules

6 comentarios:

decordobamongolia.com dijo...

No hace falta que os diga lo que apreciamos vuestra ayuda los que salimos en 2009..muchas gracias!

www.decordobamongolia.com

Señor Lobo dijo...

lo mismito digo...Conquistadores al ataque!!
Gracias Julio

Jules dijo...

Pues nada, si tenéis alguna duda en la que podamos ayudaros, mandadnos un email a la dirección que aparece por el blog.
Saludos
Julio

Jordi dijo...

Un post genial, si señor! Seguro que nos será muy útil! Gracias!

Jordi, de "Mans i mànigues".

telefonodirecto dijo...

Atención al cliente relativa de compañías telefónicas proveedores de electricidad telefonodirecto.es

prisaediciones dijo...

Muy importante mantener nuestro pelo bajo cuidado y siempre hidratado. Hoy en día es fácil encontrar productos naturales en una parafarmacia online sí quieres tener una alternativa más natural para sus cuidados diarios.